Muere otra joven por inyección de biopolímeros en los glúteos

IMG_0000126349_W_00600

El Ministerio Público logró privativa de libertad para Marilyn Liliana La Cruz de Ramos (32), por su presunta responsabilidad en la muerte de Adriana Carolina Hernández García (26), tras un procedimiento de aumento de glúteos realizado el pasado 26 de julioen la Policlínica Metropolitana, ubicada en la urbanización Caurimare, municipio Sucre del estado Miranda.

En la audiencia de presentación, los fiscales 59º nacional y auxiliar, junto al 70º auxiliar del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Marisol Zakaria, Luís Jiménez y Francisco Hernández, respectivamente, imputaron a la mujer por el delito de homicidio intencional a título de dolo eventual, previsto y sancionado en el Código Penal.

En este sentido, el Tribunal 48º de Control del AMC, con base a los elementos de convicción presentado por los fiscales, dictó medida privativa de libertad para La Cruz de Ramos y fijó como sitio de reclusión el Instituto Nacional de Orientación Femenina, ubicado en Los Teques, estado Miranda.

El día antes mencionado, La Cruz de Ramos, quien labora como secretaría en un consultorio de la mencionada clínica, habría inyectado biopolímeros a Hernández García para aumentarle los glúteos.

Dos días después, la paciente presentó síntomas de malestar general, por lo cual fue ingresada al hospital José María Vargas, ubicado en la parroquia San José de Caracas.

Posteriormente, Hernández García fue trasladada al hospital Miguel Pérez Carreño, donde falleció el 8 de mayo, a causa de una embolia pulmonar originada por la presencia de biopolímeros en el organismo.

Tras la muerte de la joven, sus familiares presentaron la denuncia anteel Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), donde señalaron que La Cruz de Ramos le había inyectado biopolímeros a Hernández García.