CONTROVERSIA ANTE LA POSIBLE CONSTRUCCIÓN DE 3500 VIVIENDAS EN LA AUYAMA

Porlamar, 02 de Agosto del 2013

(12:18pm) Como parte del  programa “Gobierno de Calle”, la Gobernación del estado Nueva Esparta anunció la construcción de 3.500 viviendas en los terrenos de la avenida La Auyama, que limitan con los municipios Mariño y Maneiro. Luego de la visita del presidente Nicolás Maduro a la isla.

Inmediatamente, el presidente de la Cámara Insular de Arquitectos, Juan Martínez advirtió que esa situación perjudicaría, por lo menos, a 400.000 personas y a su vez al sector turismo.

Martínez hizo un llamado a unir todas las fuerzas vivas del estado Nueva Esparta, para que sean ellos quienes decidan si es necesario construir estas viviendas de interés social,  en estos terrenos ubicados  en tan importante arteria vial y su vez le pidió al gobernador Carlos Mata Figueroa, que observe el desarrollo económico que han ido logrando otras islas del Caribe como Aruba, Curazao y República Dominicana, cuya economía se sustenta en el sector turismo, con construcciones de cadenas hoteleras y espacios destinados al turismo y la recreación.

Hizo llamado a la prudencia en el desarrollo urbano si en realidad se desea convertir a la isla en un destino turístico  mundial, para lo cual considera necesario desarrollar la infraestructura adecuada.

Por su parte, Darvelis de Ávila, alcaldesa del municipio Maneiro, dijo que el mandatario regional sería el culpable del caos urbanístico, que se presentarían en Mariño y Maneiro de llegarse a construir esas viviendas, sin tomar en consideración la instalación de nuevas redes de servicios públicos.

Indicó que además esto podría impactar negativamente en la calidad de vida de los habitantes que residen en las zonas cercanas y creará una gran congestión de vehículos entre Porlamar, Los Robles y Pampatar.

Orlando Ávila, diputado a la Asamblea Nacional por Nueva Esparta, fijó posición en contra y afirmó: “La osada iniciativa de Mata Figueroa de construir tan desmesurado volumen de viviendas afectará a casi 400.000 personas de las urbanizaciones y colectividades cercanas a La Auyama”.

250 familias de Los Robles y otras poblaciones de la isla, fueron objeto de la expropiación de sus terrenos en el sector de La Auyama, realizada por Carlos Mata Figueroa, gobernador de Nueva Esparta.

Sin embargo el pueblo bolivariano condena la desaprobación de la Cámara Insular de Arquitectos ante el anuncio de la construcción del desarrollo habitacional en los terrenos de La Auyama, explican que Martínez  responde a los intereses de unos pocos en contraposición a los derechos del  pueblo neoespartano de tener una vivienda digna.

auyama 1

Raquel Guerrero, del Campamento Voz Heroica, señaló estudios que certifican que éstas son tierras de indígenas, desde el sector El Morro hasta El Poblado.

“Que muestren los papeles de titularidad de más de 128 años. Nosotros no seremos ricos, pero resulta que no nos apoderamos de las propiedades que son del Estado, todo lo contrario vinimos a luchar organizadamente. Somos humildes, pero decentes”, destacó Guerrero.

Carlin Castillo, jefe de sala de Órgano Estadal de la Vivienda, resaltó  que estos terrenos serán empleados, nada más y nada menos que para la construcción de viviendas dignas para el pueblo, según decreto y lineamiento nacional, por lo que estos campamentos a través de la asamblea, tienen el derecho de organizarse y resguardar las tierras para la creación de sus viviendas.

Claramente se puede notar una diferencia de intereses, en cuanto al destino de estos terrenos. Por un lado la construcción de viviendas para familias margariteñas, para que una madre y sus hijos puedan tener un lugar digno donde vivir y por otro lado un llamado para la construcción de espacios destinados al turismo y la recreación, que logren impulsar considerablemente la economía del estado Nueva Esparta.